Desde hace algo más de cuarenta años, vengo traspasando a figuras de plomo las influencias que libros, películas, ilustraciones e incluso "comics", han ido dejando en mí.

Las figuras que pinto, son en su mayor parte "miniaturas militares", ya que ha sido la Historia, especialmente la Antigua y Medieval, mi mayor fuente de "inspiración". Las escalas más frecuentes que utilizo, son las de 15, 25 y 28 mm. Son las mismas que utilizan los "wargamers", con los que coincido en la necesidad de representar grandes unidades en un mínimo espacio.

Los textos con que acompaño las miniaturas, en ningún caso pretenden ser exhaustivos, ni estudios sobre el período de que se trate. Sólo trato de comentar sucintamente, el ambiente (histórico o imaginario) en que se movieron las figuras representadas.

Animado por amigos y familiares, y especialmente por mi amiga Kirei (artífice además, del soporte técnico que podéis ver), me decido a mostrar públicamente parte de mi colección. Continuaré añadiendo entradas periódicamente.

Llevado de mi impenitente cinefilia, me permito en algún caso, recomendar títulos que pueden ampliar datos a los posibles interesados en los temas tratados.

Espero que os gusten "mis" figuras. Si se os ocurre hacer algún comentario, sugerencia o rectificación, no dudéis en contactarme.

Drácula - Desde Transilvania con amor


A partir de leyendas sobre Vlad el Empalador que corrían por Europa procedentes de Rumanía, Bram Stoker publicó en 1897, su célebre novela "Drácula".

Desde entonces, no han dejado de escribirse variaciones y adaptaciones de la historia, la mayor parte de las cuales han tenido como destino su realización cinematográfica.


La carátula de la película "Drácula" (Terence Fisher, 1958) presenta la misma composición que la presente figura y es la ilustración en la que me he basado para su pintado. Sin embargo, he cambiado el color del vestido de la pobrecita damisela, de blanco a verde, que me ha parecido más llamativo. De la misma manera los cabellos que en el original son pelirrojos, los he convertido en rubios.

Vista posterior.

La figura está pendiente de ponerle una peanita. De momento está pegada a un bote de esmalte para poder manejarla mientras la pinto sin tocar la propia figura. Cuando le ponga la base, cambiaré la foto. Pero... me apetecía mucho colgar la fotito ya mismo.

Aquellos de vosotros que estéis empezando a pintar "minis": ¡jamás toquéis directamente las figuras! Por muy limpias que tengáis las manos siempre quedarán rastros de grasa o sudor que pueden dañar el metal o la pintura. Otra cosa es después de darle dos manitas de barniz, una brillante y otra mate. Y aún así, las figuras cuanto menos se toquen, mejor.

Para leer sobre el tema de vampiros y similares, aparte de la citada obra de Stoker, en la recopilación de relatos "Felices Pesadillas", hay algunos muy suculentos.

Las mejores películas sobre el tema, a mi entender, son: "Drácula" (Tod Browning, 1931), "Nosferatu, Vampiro de la Noche" (Werner Herzog, 1979) y desde luego "Drácula de Bram Stoker" (Francis Ford Coppola, 1992)


La figura, de "Reaper Miniatures". 28mm.