Desde hace algo más de cuarenta años, vengo traspasando a figuras de plomo las influencias que libros, películas, ilustraciones e incluso "comics", han ido dejando en mí.

Las figuras que pinto, son en su mayor parte "miniaturas militares", ya que ha sido la Historia, especialmente la Antigua y Medieval, mi mayor fuente de "inspiración". Las escalas más frecuentes que utilizo, son las de 15, 25 y 28 mm. Son las mismas que utilizan los "wargamers", con los que coincido en la necesidad de representar grandes unidades en un mínimo espacio.

Los textos con que acompaño las miniaturas, en ningún caso pretenden ser exhaustivos, ni estudios sobre el período de que se trate. Sólo trato de comentar sucintamente, el ambiente (histórico o imaginario) en que se movieron las figuras representadas.

Animado por amigos y familiares, y especialmente por mi amiga Kirei (artífice además, del soporte técnico que podéis ver), me decido a mostrar públicamente parte de mi colección. Continuaré añadiendo entradas periódicamente.

Llevado de mi impenitente cinefilia, me permito en algún caso, recomendar títulos que pueden ampliar datos a los posibles interesados en los temas tratados.

Espero que os gusten "mis" figuras. Si se os ocurre hacer algún comentario, sugerencia o rectificación, no dudéis en contactarme.

Guerras Médicas - Ejército Persa - Infantería

Los "Armtaka" (Inmortales), la guardia del Rey Persa.

Se denominan "Guerras Médicas" las que mantuvo Grecia entre 500 y 479 a.C. frente a la invasión persa, dirigida por el rey Darío I y posteriormente, por su hijo Jerjes.

El nombre de "médicas" se debe a que "medos" y "persas" eran la misma cosa para los griegos, aunque en realidad, Media era en esos momentos una región conquistada por Persia. De hecho, a los griegos partidarios del rey persa (que los había), se les acusaba de "medismo".

Darío con sus "Inmortales".

La guerra se inició a raíz de la ayuda militar que los atenienses prestaron a las ciudades griegas de Asia Menor cuando se rebelaron contra Persia. La acción fue un fracaso y Darío reconquistó toda la zona. Pero (según cuenta Heródoto), el "Rey de Reyes" no olvidó la afrenta que la ciudad de Atenas le había inferido al ayudar a sus enemigos y preparó su venganza.

Detalle de Darío en su carro.

Así, en 490 a.C. una flota dirigida por los generales Datis y Artafernes (Darío no se movió de Ecbatana, su capital), tras conquistar las islas de Naxos, Delos y Eubea, se dirigió a la Grecia continental y desembarcó a 42 kilómetros de Atenas, en la bahía de Maratón. En algún momento comentaré ampliamente esta batalla (una de mis favoritas), ahora baste decir que los atenienses consiguieron (en desventaja numérica) una total victoria, y los persas tuvieron que regresar a Asia.

Los "Arstibara" (lanceros)

Diez años después (en 480), muerto Darío, fue su hijo y sucesor Jerjes quien invadió Grecia, según cuentan, construyendo un puente de barcos para cruzar el Helesponto. Y fue el sacrificio de Leónidas y sus 300 espartanos en las Termópilas, lo que permitió ganar tiempo para que la flota ateniense pudiese enfrentar a la persa en Salamina y obligarla a retirarse. Jerjes volvió a Ecbatana, pero dejó en Tesalia un ejército al mando del general Mardonio.

Detalle

Al año siguiente (479), con la victoria terrestre de Platea y la naval de Micala, los griegos consiguen expulsar de Europa a las tropas persas y se dan por acabadas las "guerras médicas". Sin embargo, Las pugnas entre griegos y persas continuaron esporádicamente hasta la época de Alejandro, que acabó con la dinastía aqueménida (así llamados los reyes persas por un antepasado llamado "Aquemenes"). 

Vista posterior de los "arstibara", donde se aprecia que van provistos de arcos.

El ejército persa se dividía en grandes unidades de 10.000 hombres llamadas “Baivarabam”. Estas unidades comprendían caballería, infantería y arqueros. Sería el equivalente a una “división” moderna que engloba diferentes armas. A su vez, el “Baivarabam” se dividía en 10 unidades de 1.000 hombres que se conocían como “Hazarabam”. 

Arqueros

El ejército del Rey de Reyes estaba mejor organizado que cualquier ejército occidental de esa época. La táctica que alternaba nubes de flechas con posteriores ataques de caballería e infantería combinadas, era perfectamente aplicada por sus generales que por lo común, eran grandes estrategas. De hecho estaba considerado un ejército invencible.

Lo mejor de los efectivos persas era la caballería, de ésta hablaremos aquí.

"Sparabara"

Entre la infantería, el cuerpo más conocido sin duda, son los famosos Inmortales ("Armtaka"). Formaban la guardia del rey persa en número de 10.000 (un "Baivarabam"), por lo que también se los conoce por "los Diez Mil". Su nombre de "inmortales" proviene de que cada baja que sufrían era inmediatamente cubierta, de manera que su número no descendía.

Arqueros disparando protegidos por la línea de "Sparabara".

Otro cuerpo de élite lo constituían los "arstibara" (lanceros), reclutados en Persia y Media, el corazón del Imperio. Aunque su arma principal era la lanza, también iban armados con arco (prácticamente todas las tropas persas estaban provistas de ese arma). Solían formar en el centro de la línea, puesto de honor entre los persas. Tras ellos, se situaba el Rey con su guardia. Es curioso en cuanto a esto, constatar que entre los griegos el puesto de honor y donde se situaba el "estratega", era el ala derecha.

Infantes de marina egipcios, únicos (entre la infantería) con protecciones metálicas.

En las alas, formaban los "sparabara", lanceros armados con un gran escudo de mimbre (spara), protegidos tras los cuales disparaban los arqueros así como los mismos "sparabara".

Asirios.

En los días de las Guerras Médicas, el Imperio persa había conquistado los antiguos imperios de Egipto, Asiria y Babilonia, así como Siria, Asia Menor, Bactria, y zonas de Arabia y la India. Todos estos pueblos estaban obligados a contribuir con hombres al ejército del Rey.

Babilonios.

Esa amalgama de pueblos se agrupaban en "hazarabam" por nacionalidades. Para conseguir un rendimiento mínimo debían ser mandados por oficiales medos o persas. Su moral era mínima y eran utilizados como "carne de cañón".

Tropas ligeras sirias, arqueros y honderos.

Una excepción a esos pueblos no medopersas, eran los escitas. Especialmente la rama de los "sakas", fue siempre fiel a los aqueménidas, y su moral y capacidad de combate eran muy altas. No figuran aquí porque los escitas tendrán su propio "post" en un futuro... si los dioses me dan tiempo.

Tropas ligeras. Arqueros árabes (pre-islámicos) e hindúes.


Figuras de "Essex Miniatures". 15mm.