Desde hace algo más de cuarenta años, vengo traspasando a figuras de plomo las influencias que libros, películas, ilustraciones e incluso "comics", han ido dejando en mí.

Las figuras que pinto, son en su mayor parte "miniaturas militares", ya que ha sido la Historia, especialmente la Antigua y Medieval, mi mayor fuente de "inspiración". Las escalas más frecuentes que utilizo, son las de 15, 25 y 28 mm. Son las mismas que utilizan los "wargamers", con los que coincido en la necesidad de representar grandes unidades en un mínimo espacio.

Los textos con que acompaño las miniaturas, en ningún caso pretenden ser exhaustivos, ni estudios sobre el período de que se trate. Sólo trato de comentar sucintamente, el ambiente (histórico o imaginario) en que se movieron las figuras representadas.

Animado por amigos y familiares, y especialmente por mi amiga Kirei (artífice además, del soporte técnico que podéis ver), me decido a mostrar públicamente parte de mi colección. Continuaré añadiendo entradas periódicamente.

Llevado de mi impenitente cinefilia, me permito en algún caso, recomendar títulos que pueden ampliar datos a los posibles interesados en los temas tratados.

Espero que os gusten "mis" figuras. Si se os ocurre hacer algún comentario, sugerencia o rectificación, no dudéis en contactarme.

Asirios - El Ejército de Assurbanipal - Terminado

La temida y cruel infantería pesada asiria. Detalle.

Posiblemente fuese el pueblo asirio el primero en practicar la "guerra total". Emplearon la batalla campal, el asedio, el espionaje, las deportaciones, la devastación de tierras, la guerra química, las amputaciones, las ejecuciones ejemplarizantes... todo ello respaldado por un enorme ejército nacional perfectamente equipado y entrenado, así como en numerosos contingentes de aliados, por grado o por fuerza. 

En línea de combate. Protegidos por cascos de bronce o hierro y una armadura de cuero recubierta de láminas metálicas, calzaban gruesas botas de cuero reforzado y se cubrían con un gran escudo. Sus armas ofensivas, la lanza y una espada que colgaba de la ancha correa que les cruzaba el pecho.

A lo indicado anteriormente, podríamos añadir la "guerra psicológica". Agentes asirios solapados se encargaban de propagar en diferentes ciudades las atrocidades cometidas en otras localidades anteriormente tomadas al asalto: empalamientos, cremaciones, los dirigentes desollados y sus pieles colgadas de las murallas, campos sembrados de sal... De tal manera que al ver acercarse al ejército asirio, muchas ciudades, aterrorizadas, preferían entregarse al invasor antes de que el ariete tocase sus muros.

Detalle del estandarte, oficial y trompeta.

 El mismo Assurbanipal lo dejó escrito: "A una distancia de un mes y veinticinco días de marcha, devasté el país, sembré sal y espinas... Acabé con los alegres gritos en los campos y dejé establecerse en ellos onagros, gacelas y toda especie de animales salvajes..."

Los infantes pesados, columna vertebral de los Kisir-Sharruti. Formaban en el centro del ejército.

Asiria había tenido dos momentos de esplendor en siglos pasados (los Imperios Antiguo y Medio), pero fue con el advenimiento del Imperio Nuevo, o Neoasirio, a partir de finales del siglo X aC, cuando su potencial militar se convirtió en el mayor de su tiempo y en el más temido. Ningún ejército de la Antigüedad tuvo una organización tan compleja, hasta el advenimiento de las Legiones Romanas. 

Arqueros pesados. Su equipo defensivo (salvo el escudo), el mismo que el de la infantería pesada. Su arco, del tipo "compuesto".

Se ha calculado que el ejército asirio durante este período estaba integrado por entre 150.000 y 200.000 hombres. La tercera parte estaría formada por tropas auxiliares no asirias. Un ejército en campaña estaría compuesto por unos 50.000 soldados entre infantes, jinetes y carros. 

Solían disparar desde detrás de las líneas de infantes.  En esta foto se aprecia perfectamente la espada que completaba su armamento, así como las botas.

De dar forma a la nueva máquina militar asiria, se encargaron varios reyes emprendedores. Entre otros, destacaron: 

Assurnasirpal II (883-859 aC), creó los primeros cuerpos de caballería para poder combatir en terrenos abruptos, donde los carros de guerra no podían evolucionar. No fue ajena a esto la influencia de los pueblos de las estepas, que ya funcionaban como caballería independiente desde tiempo atrás. Pero Assurnasirpal dividió a sus jinetes en diferentes cuerpos y especialidades: lanceros, arqueros, exploradores... con lo que consiguió optimizar el funcionamiento del arma. También fue Assurnasirpal el primero en emplear pesadas torres de asalto móviles y arietes.

Arqueros medios.

 Tiglatpileser III (744-727 aC) gran conquistador; reformó el ejército en su totalidad, creando los Kisir-Sharruti, enorme cuerpo "nacional" que se nutría de campesinos asirios a los que se adiestraba y equipaba magníficamente. Este cuerpo contaba con infantería, caballería y carros. A esta "columna vertebral" del ejército se añadían los "Qurubuti sha sheppe", la Guardia Real, compuesta de infantes y jinetes, la élite de la élite. Por último, organizó en compañías los contingentes de tropas auxiliares.

Los carros de guerra habían perdido su papel predominante en épocas anteriores, pero los asirios (siempre tradicionalistas) se negaban a prescindir de tan impactante arma.

Sargón II (721-705 aC) llevó el ejército a su más alto grado de organización, con la inclusión de máquinas de asedio, ingenieros y zapadores, elementos que aunque ya existentes, alcanzarían ahora su máxima evolución. 

Habían quedado obsoletos los carros de dos caballos; ahora, con una "caja" más amplia y más alta, tirada por cuatro animales, el carro podía albergar al auriga, un arquero y dos lanceros. Éstos podían desmontar del carro, descabezar lo que hubiera que descabezar, y volver a montar, como quien no ha hecho nada. 

Y llegamos a Assurbanipal (668-627 aC., también conocido por Ashurbanipal o Asurbanipal, y entre los antiguos griegos, por Sardanápalo). Fue el último gran rey de Asiria y llevó el Imperio a sus más altas cotas de poder; tras él, se produciría el desmoronamiento total.

No era común que los carros cargasen hasta contactar con una línea enemiga. Bastaba amagar una carga, para que los adversarios (generalmente ligeramente armados) dieran la vuelta y echaran a correr. Llegaba entonces la hora de la caballería, que los masacraba.

Utilizando el ejército heredado de sus predecesores, se vio obligado a utilizarlo en primer lugar, contra su propio hermano, Shamash-Shum-Ukin, quien habiendo sido coronado rey de Babilonia (ciudad tributaria de Asiria), se había rebelado contra él.

La caballería pesada. Excepto el escudo, portaban igual armamento defensivo que la infantería pesada.

Tras la victoria y como Babilonia había sido apoyada por Egipto y varios pueblos mesopotámicos, Assurbanipal llevó en represalia sus tropas al Oeste, hasta la capital egipcia, Tebas, conquistándola; y más tarde se dirigió al Este, donde tomó Susa. En este momento, el Imperio Nuevo Asirio alcanzó su máxima extensión. Sería por poco tiempo.

Detalle posterior, donde vemos que también estaban provistos de arco.

A la muerte de Assurbanipal, las guerras civiles entre sus hijos, debilitaron al Imperio de tal manera que en 612, una coalición de medos y babilonios destruía la capital asiria, Nínive, y con ella, el poder asirio.

Caballería ligera. Muy útiles para explorar, hostigar y en la persecución de enemigos en desbandada.

Todavía Ashur-Uballit, auto-proclamado Rey, intentaría entre 612 y 609, mantener el Imperio, atrincherado en la ciudad de Harrán. Pero en 609, medos y babilonios se apoderaban de esta ciudad y el Imperio Nuevo Asirio desaparecía para siempre.

Arqueros montados. Aunque toda la caballería usaba arco, existían cuerpos especializados en el tiro a distancia. Helos aquí.

Aparte de su valía como dirigente militar, Assurbanipal es recordado como hombre culto y amante de las ciencias. Su aportación en este sentido, fue crear la Biblioteca de Nínive, la mayor colección de textos cuneiformes de que se tiene noticia. 

Detalle.

Nota sobre las máquinas de asedio asirias (de las que no existen, de momento y que yo sepa, miniaturas que las representen).

Dejando al margen oscuras referencias hititas y egipcias, es en los relieves del Palacio de Assurnasirpal II en Nimrud (primera mitad del siglo IX aC.), donde aparecen representadas claramente por primera vez, torres de asalto y arietes, así como tácticas de minado para derrumbar murallas.

Infantería de la Guardia Real. Conocidos como "Qurubuti sha sheppe".

 Las torres podían ser fijas o móviles. Estaban construidas sobre un armazón de madera, que se recubría con escudos para su protección contra piedras y flechas, y también con pieles empapadas en agua para resistir al fuego. Algunas de ellas estaban provistas en su parte inferior, de arietes (a veces dobles) que terminaban en una enorme cabeza de lanza, con la que se erosionaba la muralla enemiga. En la parte superior, existía un habitáculo desde donde arqueros apostados podían disparar contra los defensores. 

Caballería de la Guardia Real, También formaban parte de los Qurubuti. El haber representado a  la Guardia uniformada, es de "mi cosecha", pero entra dentro de lo posible. Dado que su nombre "Qurubuti sha sheppe" significa los que viven "a los pies del Rey", podría ser que la Casa Real los equipase uniformemente. Y si no fuese así, queda "resultón".

 Los arietes, montados sobre un soporte móvil de madera, podían terminar en una gran cabeza de hacha, o en forma de cabeza de animal. Estaban dotados de un techo de vigas cubierto de pieles que protegía de los disparos a los soldados que los manejaban.

Assurbanipal flanqueado por su Guardia, infantes y jinetes. El carro del Rey tiene fotos de detalle en una entrada anterior.

Desde Asiria, los conocimientos sobre estas máquinas pasaron a Persia y Fenicia, desde donde llegarían a Grecia y Cartago.

Tropas aliadas. Arameos. Casco de bronce o hierro, escudo de juncos y una pequeña placa pectoral.

Otras particularidades del ejército asirio.

Los guerreros, al final de una batalla determinada, presentaban a un escriba las manos derechas cortadas de los enemigos muertos; esto les valía una prima adicional por cada despojo conseguido.

Detalle frontal y posterior. Armamento ofensivo: lanza y espada.

La infantería portaba a sus espaldas un odre vacío. Al llegar a un río que no pudiese vadearse, se inflaba el odre para utilizarlo como flotador y facilitar el cruce con todo el equipo.

Tropas aliadas. Arameos. Arqueros medios.

Los jinetes asirios, efectuaban "raids" infiltrándose de noche en el país enemigo, como avanzada del resto del ejército, para aterrorizar a la población, incendiar pueblos y organizar matanzas. En estos casos, llevaban a la grupa soldados de infantería ligera. Eran verdaderos comandos "avant la lettre".

Tropas aliadas. Psiloi. Arqueros ligeros. Reclutados entre los pueblos vecinos de los asirios: elamitas, amorritas, caldeos...

El conocimiento del ejército asirio, especialmente en su aspecto "plástico" lo debemos a especialistas que han estudiado los bajorrelieves del Palacio de Nínive, actualmente en su mayoría, en el British Museum de Londres.

Tropas aliadas. Psiloi. Honderos.

 Reyes del Imperio Nuevo Asirio (las fechas son aproximadas) 

 Adad- Nirari II : 911- 891 aC. 
Tukulti- Ninurta II : 890-884 aC. 
Assurnasirpal II : 883-859 aC. 
Salmanasar III : 858-824 aC.
 Shamshi-Adad V : 823-811 aC. 
Semiramis : 811-808 aC. (.../...) 

Tropas aliadas. Caballería ligera.

(.../...) Adad-Ninari III : 810-783 aC. 
Salmanasar IV - 782-773 aC. 
Ashur-Dan III : 772-755 aC. 
Ashur-Ninari V : 754-745 aC. 
Tiglatpileser III : 744-727 aC. 
Salmanasar V : 726-722 aC.
 Sargón II : 721-705 aC. (.../...)

El ejército de Assurbanipal al completo. Avanzando camino de la Tebas Egipcia.

(.../...) Senaquerib : 704-681 aC. 
Asharhaddon : 680-669 aC.
 Assurbanipal : 668-627 aC. 
Ashur-Eti-Ilani : 626-621 aC. 
Sin-Shar-Ishkun : 620-612 aC. (Caída de Nínive) 
 Ashur–Uballit II : 612-609 aC. (En Harrán)


---oOo---


Las figuras, de Essex Miniatures (15mm). 
Referencia.- "Ancient - Biblical - Assyrian New Empire".