Desde hace algo más de cuarenta años, vengo traspasando a figuras de plomo las influencias que libros, películas, ilustraciones e incluso "comics", han ido dejando en mí.

Las figuras que pinto, son en su mayor parte "miniaturas militares", ya que ha sido la Historia, especialmente la Antigua y Medieval, mi mayor fuente de "inspiración". Las escalas más frecuentes que utilizo, son las de 15, 25 y 28 mm. Son las mismas que utilizan los "wargamers", con los que coincido en la necesidad de representar grandes unidades en un mínimo espacio.

Los textos con que acompaño las miniaturas, en ningún caso pretenden ser exhaustivos, ni estudios sobre el período de que se trate. Sólo trato de comentar sucintamente, el ambiente (histórico o imaginario) en que se movieron las figuras representadas.

Animado por amigos y familiares, y especialmente por mi amiga Kirei (artífice además, del soporte técnico que podéis ver), me decido a mostrar públicamente parte de mi colección. Continuaré añadiendo entradas periódicamente.

Llevado de mi impenitente cinefilia, me permito en algún caso, recomendar títulos que pueden ampliar datos a los posibles interesados en los temas tratados.

Espero que os gusten "mis" figuras. Si se os ocurre hacer algún comentario, sugerencia o rectificación, no dudéis en contactarme.

Guerras Napoleónicas - Francia - Tipos Caballería


La caballería de Napoleón se dividía principalmente en cuatro tipos de unidades: coraceros, húsares, lanceros y dragones. Había otras, como carabineros o cazadores a caballo, pero nunca tuvieron la popularidad ni fueron tan utilizadas como las clases citadas.


Los coraceros. Caballería pesada, se trataba de un tipo de jinete concebido para la carga, que requería de caballos grandes y fuertes. Protegidos por un casco y una coraza a prueba de balas y armados de un sable recto, "hicieron temblar el suelo de todos los campos de batalla", en palabras de "Liliane et Fred Funcken".


La caballería ligera la componían los húsares; "ojos y oídos del ejército" fueron denominados, ya que sus misiones eran habitualmente de exploración y mensajería. También se usaban en cargas, pero generalmente era contra unidades desorganizadas o en desbandada.


Usaban un sable curvo y una carabina. Sus uniformes eran los más vistosos de la caballería. La variación de colores de sus "dolman" y pellizas, así como los diseños de sus "shakós" y plumeros parecían ser infinitos.


Los primeros lanceros en el ejército napoleónico fueron los regimientos polacos que Napoleón integró en "La Grande Armée". Posteriormente se crearon regimientos como el que podemos ver, reclutados íntegramente en Francia. Eran considerados caballería media.


Su lanza, de 2,75 metros de longitud, superaba con creces la dimensión de un mosquete con bayoneta, por lo que se utilizaban generalmente para cargar contra infantería protegida en cuadros, donde otro tipo de caballería estaba en desventaja con los infantes. Igualmente para cargar contra caballería armada de sable.  


Los "dragones" eran en principio una "infantería montada". Se supone que su nombre viene de que al igual que los dragones míticos podían evolucionar por aire y tierra, ellos podían combatir a pie y a caballo.


Posiblemente los primeros regimientos de "dragones" organizados como tal, fueran los creados por Gustavo Adolfo de Suecia en el siglo XVII. Como su resultado bélico fue muy satisfactorio, el tipo de combatiente fue copiado por todos los ejércitos europeos. Pertenecían a la caballería media, y podían emplearse tanto para apoyar una carga de otra caballería como para proteger un avance de infantería.

Una carga de coraceros y húsares contra un regimiento británico. Posiblemente en los campos de Waterloo.

En la película "Los Duelistas" (Ridley Scott, 1977) se relata con bastante fidelidad la forma de vida de los húsares napoleónicos.



Las figuras, como casi siempre, de "Essex Miniatures". 15mm.