Desde hace algo más de cuarenta años, vengo traspasando a figuras de plomo las influencias que libros, películas, ilustraciones e incluso "comics", han ido dejando en mí.

Las figuras que pinto, son en su mayor parte "miniaturas militares", ya que ha sido la Historia, especialmente la Antigua y Medieval, mi mayor fuente de "inspiración". Las escalas más frecuentes que utilizo, son las de 15, 25 y 28 mm. Son las mismas que utilizan los "wargamers", con los que coincido en la necesidad de representar grandes unidades en un mínimo espacio.

Los textos con que acompaño las miniaturas, en ningún caso pretenden ser exhaustivos, ni estudios sobre el período de que se trate. Sólo trato de comentar sucintamente, el ambiente (histórico o imaginario) en que se movieron las figuras representadas.

Animado por amigos y familiares, y especialmente por mi amiga Kirei (artífice además, del soporte técnico que podéis ver), me decido a mostrar públicamente parte de mi colección. Continuaré añadiendo entradas periódicamente.

Llevado de mi impenitente cinefilia, me permito en algún caso, recomendar títulos que pueden ampliar datos a los posibles interesados en los temas tratados.

Espero que os gusten "mis" figuras. Si se os ocurre hacer algún comentario, sugerencia o rectificación, no dudéis en contactarme.

Historia de la Guerra - Álbum de Cromos - Parte 4


Cuarta parte del álbum de cromos "Historia de la Guerra", editado en 1961 por Editorial Ruiz Romero, con dibujos de Joaquín Vehi y textos de Fernando M. Sesén. Seguimos con la Segunda Guerra Mundial, y llegamos la denominada "Guerra Fría".

111

111. Una vez consultados los datos facilitados por las unidades destacadas en el territorio enemigo, el Alto Mando decide el lugar más apropiado para el desembarco y que servirá de cabeza de puente. Frente a él, va concentrándose una poderosa flota naval. 

112

112. Una de las más importantes misiones que los portaaviones realizaron durante la guerra, fue la de preparar y proteger los desembarcos antes de que éstos se realizaran; sus aviones hacían numerosas pasadas por el campo enemigo y luego ayudaban a la infantería a cubrir sus primeros objetivos. 

113

 113. En las operaciones de desembarco colaboraron todo género de unidades navales de guerra e incluso mercantes. Aquí vemos uno de los buques de escolta que acompañan siempre a estos portaaviones que con su potente artillería protege a las tropas asaltantes. 

114

114. Uno de los medios más comunes empleado para la defensa de las costas es la colocación de campos de minas fijadas a escasa profundidad, impiden que los buques de desembarco se aproximen a las costas sin correr el grave riesco de chocar contra una de ellas.

115

115. Entre las misiones encomendadas a los hombres ranas, figura la de localizar y destruir toda clase de obstáculos que impidan a los buques acercarse a las costas. Los campos de minas son localizados y fotografiados, y más tarde, una vez conocida su posición y forma, se lleva a término su destrucción. 

116

116. Gracias a los informes recibidos de los agentes secretos, la aviación destruye las vías de comunicación más importantes, logrando con ello impedir el rápido traslado de material y hombres a los lugares más necesitados de defensa.

117

117. Las operaciones de desembarco con tropas y material en territorio ocupado por el enemigo, han de ser meticulosamente preparadas para que se vean coronadas por el éxito. Los americanos crearon barcos especialmente diseñados para desembarcar tropas y armamento, incluso tanques y lanchas anfibias blindadas.

118

118. Al mismo tiempo y también gracias a los datos recibidos de las patrullas de comandos, la artillería naval abre fuego sobre las defensas y puntos de concentración del enemigo.

119

119. Una nueva arma hizo su aparición al final de la guerra; se trata de los cohetes, especie de torpedos aéreos autopropulsados y que generalmente eran lanzados por barcos provistos de aparatos especiales y más tarde, los aviones fueron también equipados para disparar estos proyectiles.

120

120. Una vez preparado el terreno, desembarca la infantería de marina, que a pesar del fuego de artillería y aviación a que ha sido sometida la costa, no ha logrado reducir todos los focos de resistencia, muchos de los cuales sólo pueden conquistarse tras una reñida lucha cuerpo a cuerpo.

121

121. La conquista de las primeras posiciones en un desembarco no son nunca fáciles y sólo se logran a costa de muchas vidas. Hay que vencer grandes dificultades y entre las mayores figura la ignorancia de los accidentes del terreno tras los cuales se ocultan las tropas defensoras. 

122

122. Son numerosas las ocasiones en que la lucha se desarrolló en el corazón de imponentes selvas tropicales cuya ocupación y conquista resultaba muy difícil, dentro de la enmarañada vegetación entre cuyas frondas se ocultaban innumerables francotiradores, que hostigaban a la infantería ocupante, obligándola a rodearse de toda suerte de precauciones si no deseaba perder la vida en el momento menos esperado. 

123

123. Los campos de minas, no sólo existen en el mar. Unas minas extremadamente sensibles fueron empleadas para evitar el avance de la infantería. Contra ellas, se crearon cuerpos especializados que tenían la peligrosísima misión de introducirse en los lugares minados e ir inutilizando sus mortíferos artefactos.

124-125 (Cromo doble)

 124-125. Un nuevo tipo de combatiente producto de la exaltación patriótica apareció en ciertos momentos de la guerra última, tripulando aviones o torpedos y lanzándose directamente sobre el objetivo con el sacrificio de su vida. Los japoneses llamaron a estos hombres "kamikaze" y en el cromo los vemos atacando a un portaaviones americano. 

126

126. Los ataques de los "kamikaze" a los portaaviones, producían en éstos, gravísimos desperfectos, si bien rara vez lograron hundirlos. De todas formas, al estallar sobre la cubierta de despegue, la inutilizaba, dejando al portaviones prácticamente fuera de combate.

127

127. Las pérdidas sufridas por las marinas de guerra combatientes como resultado de ataques aéreos, fueron numerosos y graves, ya que ni los más poderosos acorazados podían resistir los ataques de los nuevos aviones torpederos que se lanzaban sobre el navío en oleadas sucesivas arrojando sobre él enormes proyectiles que terminaban por hundir el barco. Sólo cuando contaron con fuerte protección aérea podían salir al mar. 

128

 128. Los hidroaviones fueron muy poco usados durante la segunda guerra mundial, aunque se crearon algunos tipos, como el Sikorski BL-82, aparato que los americanos emplearon como bombardero contra los navíos japoneses y en la descubierta de los submarinos alemanes.

129

129. La presencia en el cielo de aviones de pequeño radio de acción delataba a los portaaviones, que eran rápidamente localizados y atacados, entablándose una feroz batalla entre éstos y las fuerzas defensoras. 

130

130. El peor enemigo de un avión de caza es otro avión del mismo género, que en lucha titánica se persiguen realizando las más arriesgadas acrobacias. Dejando aparte la pericia del piloto, vence generalmente la nave aérea más rápida y de más fácil maniobra, cuando logra "pegarse" a la cola del enemigo y destruirlo con poco riesgo. Vemos aquí, cuando el aviador derrotado se lanza al espacio en paracaídas. 

131

131. Y para evitar ser atacados durante la caída, los pilotos obligados a lanzarse al espacio desde su avión, retardan la apertura del paracaídas para llegar más rápidamente a tierra en donde resulta mucho más difícil localizarlos y perseguirlos. 

132

 132. Cuando los aviones operan sobre el mar o junto a las costas, los pilotos van provistos de una lancha neumática que se llena de aire de forma automática y por medio de una materia colorante tiñe fuertemente el agua que le rodea para falicitar la operación de rescate.

133

 133. Los pilotos que eran derribados en el Pacífico, tenían que soportar numerosas penalidades antes de ser rescatados, entre éstas, el acoso de voraces tiburones, a los que se lograba mantener a raya gracias a un producto químico que hacía que el agua que rodeaba al piloto no fuera grata a los temibles escualos. 

134

 134. El Cuerpo de Sanidad avanza en la guerra junto a los combatientes. En la actualidad hay naciones que poseen una flota sanitaria completísima en la que incluso figura un portaaviones desde el que despegan helicópteros y aviones ambulancia que trasladan a los heridos con la mayor rapidez y comodidad posible.

      135                                                                   136

135. Las tropas sanitarias también son trasladadas al frente de batalla por medio de paracaídas. Con ellas, son lanzados numeros fardos que contienen medicamentos y todo el instrumental necesario para poder montar y organizar, en un breve plazo de tiempo, un hospital de campaña.

136. Un trabajo meritorio y arriesgado es el de desmontar las espoletas de las minas, torpedos y cargas de profundidas en el mismo fondo de los puertos y sus proximidades, por buzos especialistas dedicados a librar a la navegación de riesgos graves e imprevistos. 

137

 137. Mostramos aquí un avión construido en 1935 por la casa americana Burnelli, que quiso apartarse de las normas convencionales y proyectó un modelo sin fuselaje que fue llamado "Ala volante" y que más tarde la industria aeronáutica tomó como prototipo para fabricar modernos aviones supersónicos. 

138

138. El avión sin hélice propulsado por otro procedimiento en un todo distinto al empleado hasta entonces, fue ensayado por el alemán Fritz Von Open, que se elevó a una altura de 20 metros, permaneció en el aire 75 segundos, recorriendo tres kilómetros, lo que supone una velocidad de 144 kilómetros por hora. 

139

 139. Los alemanes se vieron imposibilitados de emplear su diezmada aviación ante la enorme superioridad numérica de sus enemigos y entonces idearon dos armas nuevas destinadas al bombardeo de Inglaterra: la V-1 y la V-2; la primera, un simple avión sin piloto cargado de explosivos, que se precipitaba sobre su objetivo en forma automática; pero la V-2 fue ya un verdadero cohete que alcanzaba considerable altura para caer fulminantemente sobre el lugar elegido. 

140-141 (Cromo doble)

140-141. Y llegamos al punto culminante de la contienda. El día 15 de julio de 1945, el profesor Oppenheimer hacía estallar en el campo de pruebas de Alamo Gordo, la primera bomba atómica. Seguidamente y después de una meticulosa y secreta preparación, es arrojado sobre la ciudad japonesa de Hiroshima un artefacto del mismo tipo que causó la mayor mortandad y destrucción de la Historia. El hecho ocurrió el día 6 de agosto de 1945 y el día 9 del mismo mes, se volvió a lanzar una nueva bomba atómica sobre la ciudad de Nagasaki, con idénticos resultados. 

El hombre ha encontrado la posibilidad de destruir a la Humanidad entera en pocas horas y ante esta perspectiva termina la segunda guerra mundial. 

142

142. La aplicación del motor a chorro en los aviones aumentó la velocidad de éstos hasta límites insospechados, y el 17 de octubre de 1947, el capitán Charles Yeager, de las Fuerzas Aéreas estadounidenses, sobrepasa por primera vez la velocidad del sonido, demostrando prácticamente que el organismo humano es capaz de resistir altísimas aceleraciones.

143-144 (Cromo doble)

 143-144. Los helicópteros se han convertido en aparatos auxiliares muy necesarios. Se les ha dotado a algunos de ellos de dos rotores, como los del tipo Piasecki; otros tienen uno horizontal y otro más pequeño, vertical, que opera como timón direccional, tipo Sikorski. En Francia se construye un helicóptero a reacción que da buen resultado.

145

145. Tras la explosión de la bomba de uranio, se ensaya la bomba de hidrógeno o bomba H, en que en lugar de utilizar la energía producida al desintegrarse el átomo (bomba A) emplearon la que se libera al integrarse un átomo nuevo; es decir, en vez del principio de "fisión", siguieron el de "fusión", utilizando el hidrógeno. La primera bomba de este tipo se hizo explotar experimentalmente en noviembre de 1952.

146

 146. Uno de los primeros modelos de aviones para el bombardeo estratégico construido después de la segunda guerra mundial, fue el P5M-1 Marlin, y es un hidroavión diseñado para localizar y destruir submarinos, armado con bombas, minas y cargas de profundidad y dotado con una tripulación de siete hombres.

147

 147. El nuevo avión de caza norteamericano "Sabre F-86", que intervino decisivamente en las operaciones de caza y escolta durante la guerra de Corea. Es un monoplaza potentemente armado, que alcanza una velocidad de 1.126 kilómetros por hora, impulsado por una turbina a reacción.

148

 148. Al Sabre americano se opuso en la guerra de Corea un caza ruso, el Mig-15, monoplaza a retropulsión, cuya velocidad y techo (altura máxima a la que puede volar un aparato) eran superiores a los del Sabre, teniendo menor envergadura y longitud. 

149

 149. El 25 de mayo de 1953 se probó en los Estados Unidos el primer cañón atómico y durante estos ensayos pudo comprobarse la posibilidad de disparar con gran exactitud durante el día o la noche, cargas atómicas a más de 32 kilómetros.


- Continuará - 


 ---oOo--- 

Prácticamente todas las alusiones a esta obra que existen en la Red, están enfocadas a la venta, y cuando no es así, se trata de pequeñas referencias con inclusión de la portada y algún cromo, siendo la presente publicación (a fecha de hoy) la única que presenta la obra completa con fines meramente divulgativos.


 ---oOo---