Desde hace algo más de cuarenta años, vengo traspasando a figuras de plomo las influencias que libros, películas, ilustraciones e incluso "comics", han ido dejando en mí.

Las figuras que pinto, son en su mayor parte "miniaturas militares", ya que ha sido la Historia, especialmente la Antigua y Medieval, mi mayor fuente de "inspiración". Las escalas más frecuentes que utilizo, son las de 15, 25 y 28 mm. Son las mismas que utilizan los "wargamers", con los que coincido en la necesidad de representar grandes unidades en un mínimo espacio.

Los textos con que acompaño las miniaturas, en ningún caso pretenden ser exhaustivos, ni estudios sobre el período de que se trate. Sólo trato de comentar sucintamente, el ambiente (histórico o imaginario) en que se movieron las figuras representadas.

Animado por amigos y familiares, y especialmente por mi amiga Kirei (artífice además, del soporte técnico que podéis ver), me decido a mostrar públicamente parte de mi colección. Continuaré añadiendo entradas periódicamente.

Llevado de mi impenitente cinefilia, me permito en algún caso, recomendar títulos que pueden ampliar datos a los posibles interesados en los temas tratados.

Espero que os gusten mis figuras. Si se os ocurre hacer algún comentario, sugerencia o rectificación, no dudéis en contactarme.

Habitantes de la Tierra Media - Smaug, el Terrible


En la Tierra Media hubo tres razas de dragones, creadas en el norte de la Tierra Media por Melkor y Sauron para ayudarles en sus maldades: Uruloki, Dragones Alados y Dragones Fríos.

Los Uruloki ("serpientes calientes") arrojaban fuego por las fauces pero no volaban. El más famoso fue Glaurung. Se extinguieron con la Primera Edad y la caída de Melkor.


De los Dragones Fríos, hay escasas noticias, siendo  una de las pocas que nos han llegado, que en el año 2589 de la Tercera Edad, una invasión de ellos motivó la huida de los enanos de Ered Mithrim (las Montañas Grises). Al parecer, no arrojaban fuego.

 Pero sin duda, los más poderosos y los que aparecen en más leyendas fueron los Dragones Alados, de los que se tuvo noticia por primera vez en la Gran Batalla o Batalla de la Cólera, donde formaron parte de las huestes que Melkor alineó contra el ejército de Valinor; con su derrota llegó a su término la Primera Edad.


Smaug formaba parte de esta poderosa raza de dragones y fue el más grande de los de su tiempo. Moraba en las Montañas Grises, al norte de la Tierra Media; pero en 2770 de la Tercera Edad, oyendo hablar de las riquezas que los enanos acumulaban en Erebor (la Montaña Solitaria), voló hasta allí, los expulsó y tomó posesión del llamado "Reino bajo la Montaña". En esa misma incursión destruyó la cercana ciudad humana de Valle.


Conocida es la pasión que los dragones sienten por el oro y las riquezas. Durante doscientos años yació complacido, dormitando sobre los miles de gemas preciosas que los enanos habían arrancado de las entrañas de la tierra.


El resto de la historia es conocido: en 2941 de la Tercera Edad, el enano Thorin Escudo de Roble, dispuesto a recuperar el Reino de sus antepasados y siguiendo los consejos del Mago Gandalf, se dirigió en compañía de éste a La Comarca para buscar al hobbit Bilbo Bolsón. Necesitaban alguien habilidoso y que supiese pasar desapercibido; y Bilbo cumplía ambas condiciones, máxime después de "cierto hallazgo" que realizó cuando atravesaban los túneles de Moria. ;)

No es que la figura esté defectuosa, no. Es que está guiñando un ojo, el jodío.

Todos juntos llegaron hasta la Montaña Solitaria y fue Bilbo el encargado de entrar a inspeccionar la cueva donde yacía Smaug. Al sentir una presencia extraña, el dragón  se despertó y mantuvo una curiosa conversación con el hobbit. Después, en un ataque de ira al percatarse de que querían robarle "su" tesoro, salió de la montaña dispuesto a destruir todo lo que le se pusiera por delante.

Atacó la ciudad humana de Esgaroth, sobre el Lago Largo y la incendió. Fue lo último que hizo, porque allí estaba Bardo el Arquero que le dio muerte con la Flecha Negra, heredada de sus ancestros. 


Tras esto, los enanos recuperaron "El Reino bajo la Montaña", Bilbo volvió a la Comarca cargado de oro, Esgaroth fue reconstruida y... en la Tierra Media se extinguieron los dragones. Una pena...  :)


---oOo---


Si has llegado hasta aquí, es que te interesa el tema. Por tanto, es inútil recomendarte la lectura de "El Hobbit", porque ya la habrás hecho. Sin embargo, es posible que no tengas noticia del siguiente texto:

"Guía Completa de la Tierra Media" 
- Robert Foster - 
Minotauro, 1978
Planeta DeAgostini, 2002

Como su nombre indica, es una obra (en dos volúmenes) fundamental para aclarar dudas sobre la gigantesca obra de J.R.R. Tolkien.


---oOo---


Igualmente es recomendable la película "El Hobbit", que Arthur Rankin Jr. y Jules Bass estrenaron en  1977. Es una película deliciosa (sin ser cursi) en dibujos animados, que sin tantos efectos especiales y tantas alharacas como la versión de Peter Jackson, es sin embargo, mucho más fiel al texto de Tolkien.


---oOo---


Y me gustaría terminar, como siempre, indicando la marca de la figura; pero este es uno de esos casos en que no recuerdo el dato. La tenía pintada hace muchos (pero muchos) años y ahora, para publicarla aquí, únicamente la he retocado y le he puesto la peana. Si alguien reconoce al fabricante y me lo indica de alguna manera, se lo agradeceré públicamente aquí.