Desde hace algo más de cuarenta años, vengo traspasando a figuras de plomo las influencias que libros, películas, ilustraciones e incluso "comics", han ido dejando en mí.

Las figuras que pinto, son en su mayor parte "miniaturas militares", ya que ha sido la Historia, especialmente la Antigua y Medieval, mi mayor fuente de "inspiración". Las escalas más frecuentes que utilizo, son las de 15, 25 y 28 mm. Son las mismas que utilizan los "wargamers", con los que coincido en la necesidad de representar grandes unidades en un mínimo espacio.

Los textos con que acompaño las miniaturas, en ningún caso pretenden ser exhaustivos, ni estudios sobre el período de que se trate. Sólo trato de comentar sucintamente, el ambiente (histórico o imaginario) en que se movieron las figuras representadas.

Animado por amigos y familiares, y especialmente por mi amiga Kirei (artífice además, del soporte técnico que podéis ver), me decido a mostrar públicamente parte de mi colección. Continuaré añadiendo entradas periódicamente.

Llevado de mi impenitente cinefilia, me permito en algún caso, recomendar títulos que pueden ampliar datos a los posibles interesados en los temas tratados.

Espero que os gusten "mis" figuras. Si se os ocurre hacer algún comentario, sugerencia o rectificación, no dudéis en contactarme.

Invasiones de los siglos IV-V - Los Ostrogodos


En el año 451, en la batalla de los Campos Cataláunicos (o de Chalons), al lado de los hunos de Atila, combatieron varias tribus germánicas que le rendían pleitesía. Entre ellas, destacaba el contingente ostrogodo, que al mando de su rey Valamiro, formaba el ala izquierda.

Curiosamente, en el lado romano combatían los visigodos ocupando el ala derecha, por lo que se produjo un enfrentamiento entre godos que terminó con la victoria de los del Oeste. Recordemos que "visigodo" proviene de "west goths" = godos del Oeste, y "ostrogodo" de "east goths = godos del Este.


En otro momento contaremos más detalles de esta célebre batalla que significó la salvación de la Cultura Occidental, ya que de haber vencido Atila a las tropas romanas de Aecio, la evolución de Europa habría sido muy diferente.

Poco tiempo después de esa batalla (en 453), moría Atila y los hunos se retiraban hacia Europa Oriental; los ostrogodos, libres ya de su servidumbre, bajo el mando del rey más poderoso que nunca tuvieron, Teodorico el Grande, invadían en 496 Italia y arrojaban a los hérulos que habían tomado Rávena (en 476) y acabado con el Imperio Romano de Occidente.


Los Ostrogodos dominaron Italia hasta que entre 535 y 552, Justiniano, emperador de Bizancio, mandó contra ellos al general Belisario que logró victorias parciales, y posteriormente a Narsés, que los venció totalmente. A partir de ese momento los ostrogodos se disolvieron entre las otras tribus germánicas que les rodeaban.

 

Para distinguirlos de otras tropas similares, les he puesto en el escudo como motivo más abundante, una cruz "gótica", tanto a infantes como a jinetes, ya que la mayoría de ilustraciones los representan así. Hay un par de escudos de diseño un tanto "extraño"; se supone que son capturados a las unidades romanas. En cuanto al águila que le he colocado al oficial, me ha quedado más "Habsburgo" que "bárbara", pero en fín...


Las figuras, de "Essex Miniatures". 15mm.