Desde hace algo más de cuarenta años, vengo traspasando a figuras de plomo las influencias que libros, películas, ilustraciones e incluso "comics", han ido dejando en mí.

Las figuras que pinto, son en su mayor parte "miniaturas militares", ya que ha sido la Historia, especialmente la Antigua y Medieval, mi mayor fuente de "inspiración". Las escalas más frecuentes que utilizo, son las de 15, 25 y 28 mm. Son las mismas que utilizan los "wargamers", con los que coincido en la necesidad de representar grandes unidades en un mínimo espacio.

Los textos con que acompaño las miniaturas, en ningún caso pretenden ser exhaustivos, ni estudios sobre el período de que se trate. Sólo trato de comentar sucintamente, el ambiente (histórico o imaginario) en que se movieron las figuras representadas.

Animado por amigos y familiares, y especialmente por mi amiga Kirei (artífice además, del soporte técnico que podéis ver), me decido a mostrar públicamente parte de mi colección. Continuaré añadiendo entradas periódicamente.

Llevado de mi impenitente cinefilia, me permito en algún caso, recomendar títulos que pueden ampliar datos a los posibles interesados en los temas tratados.

Espero que os gusten "mis" figuras. Si se os ocurre hacer algún comentario, sugerencia o rectificación, no dudéis en contactarme.

Encuentro en Tierra Santa - Siglo XII


En esta entrada, no voy a escribir mucho sobre el momento histórico, ya tengo por ahí varias dedicadas a Las Cruzadas y a "moros y cristianos".


Es el caso que tenía las figuras de este jeque turco selyúcida y sus guardias-esclavos sudaneses pintadas desde hace bastante tiempo. Estaba satisfecho con el resultado final, pero me parecía poco "material" para un post.


Incluso me parecían pocas figuras para colocarlas en mis vitrinas. No decían "gran cosa" un jinete y tres infantes solos, y las tenía semi-olvidadas en un cajón, en espera de qué hacer con ellas. 


Si al menos las hubiese montado juntas en una "viñeta", con una peana aparente...! Pero no; estaban (y están)  en cartoncillos individuales como puede verse.


Pensé entonces en buscar figuras de cristianos de la misma escala, con los que pudiese enfrentarlos, formando una escena que "dijese algo". 


Entonces descubrí los caballeros cruzados de los hermanos Perry; magníficos fabricantes británicos de miniaturas militares, que aunque no llevan mucho tiempo en el mercado, se están colocando entre los primeros. 


Magníficas figuras, con una "fuerza" indudable, muy bien documentadas y modeladas.


 Así que los pinté rápidamente; tienen un acabado muy detallado, de forma que no hay que "inventar"nada y la labor de pintura es muy cómoda. Mientras, los sudaneses y el jeque esperaban para poder liarse a mamporros con los cruzados. Y viceversa.


Porque pudo haber sido que un jeque saliese un día con una pequeña escolta, de sus posesiones en Edesa (reconquistada por los musulmanes en 1144), para dirigirse a Alepo a visitar a su cuñado (por ejemplo) y tuviese un indeseado encuentro... 


...con algunos caballeros normandos que patrullaban la frontera de Antioquía.


Una vista posterior, donde se aprecia la perfecta anatomía de los caballos que modelan los hermanos Perry.


Y así queda el enfrentamiento en mis vitrinas. Ahora ya tiene un sentido "escénico" la cuestión. 


Las figuras de los criuzados, como queda dicho, son de "Perry Miniatures"; en cuanto a los musulmanes, lamento no recordar la marca. Todas en 28 mm.