Desde hace algo más de cuarenta años, vengo traspasando a figuras de plomo las influencias que libros, películas, ilustraciones e incluso "comics", han ido dejando en mí.

Las figuras que pinto, son en su mayor parte "miniaturas militares", ya que ha sido la Historia, especialmente la Antigua y Medieval, mi mayor fuente de "inspiración". Las escalas más frecuentes que utilizo, son las de 15, 25 y 28 mm. Son las mismas que utilizan los "wargamers", con los que coincido en la necesidad de representar grandes unidades en un mínimo espacio.

Los textos con que acompaño las miniaturas, en ningún caso pretenden ser exhaustivos, ni estudios sobre el período de que se trate. Sólo trato de comentar sucintamente, el ambiente (histórico o imaginario) en que se movieron las figuras representadas.

Animado por amigos y familiares, y especialmente por mi amiga Kirei (artífice además, del soporte técnico que podéis ver), me decido a mostrar públicamente parte de mi colección. Continuaré añadiendo entradas periódicamente.

Llevado de mi impenitente cinefilia, me permito en algún caso, recomendar títulos que pueden ampliar datos a los posibles interesados en los temas tratados.

Espero que os gusten mis figuras. Si se os ocurre hacer algún comentario, sugerencia o rectificación, no dudéis en contactarme.

Mitos griegos - Los Doce Olímpicos - Dioses


Buenos días, buenas noches, buenas tardes... según proceda. Aquí estamos de nuevo y de nuevo (también) con un retraso considerable con respecto a la fecha en que me hubiese gustado publicar esta "tanda" de miniaturas. Problemas con el ordenador, retrasos con los proveedores de material, eventos familiares... todo se ha confabulado para hacer imposible que esta entrada viese la luz (cibernéticamente hablando) a primeros de diciembre de 2016, como tenía previsto.

 En esta "tanda" publicaré nueve entradas en los próximos días (próximos, que no necesariamente correlativos). En esta ocasión sí publico ejércitos en 15mm; para ser exactos: dos completos (númidas e íberos); y uno "medio completo" (sasánidas, de los cuales publico ahora las fuerzas de infantería quedando pendiente la caballería). También, algo de histórico en 28mm, algo de fantasía y algo de escenografía. Lo iremos viendo.


 Para empezar, retomo mi "Olimpo" particular que comencé aquí, con las divinidades femeninas y completo ahora "Los Doce Olímpicos" con la inclusión de los seis divinos varones. Estos "Doce Olímpicos" fueron los dioses más importantes en el Panteón de griegos y romanos hasta el advenimiento del Cristianismo. En 313, el Edicto de Milán promulgado por Constantino establecía la libertad de religión y ponía fin a las persecuciones que desde los tiempos de Nerón se habían venido organizando contra los cristianos. La pena es que setenta años después con el emperador Teodosio I se comenzaba a perseguir a los "paganos". Y es que parece ser que para estar contentos, los seres humanos siempre tienen que andar persiguiendo a alguien (cristianos, paganos, judíos, protestantes, católicos, negros, fumadores...). Hay que fastidiarse. ;)

Por cierto, el término "pagano" tiene su origen en el hecho de que cuando el Cristianismo empezó a propagarse, lo hizo primeramente en las grandes ciudades, mientras en el ámbito rural, en el campo (="pagus" en latín), los campesinos continuaban fieles a los antiguos dioses. Y de ahí a conectar la palabra "pagano" (habitante del campo) con "no  cristiano", sólo hubo un paso.      


Zeus (Júpiter)
Hijo de Cronos (Saturno) y Rea (Cibeles). El dios más poderoso del Panteón Grecorromano. Tras la lucha contra los Titanes y los Gigantes (Titanomaquia y Gigantomaquia), asumió el reino de la Tierra y el Cielo, dejando a su hermanos Poseidón y Hades el dominio del Mar y las Profundidades Infernales respectivamente.

Es el padre de la mayoría de dioses "jóvenes" y de muchos héroes. Con su esposa "oficial" (y hermana) Hera, tuvo a Ares y a Hebe, copera de los dioses; con la titánide Leto, a Apolo y Ártemis; con la pléyade Maya, a Hermes; con la humana Sémele, a Dioniso (Baco)... 

También fue padre de Atenea, pero en este caso de una manera muy particular que merece la pena detallar: habiendo yacido con la titánide Metis, tuvo aviso de que el hijo que naciera de ella sería más poderoso que su padre. Por lo cual, sin dudarlo mucho se tragó a Metis para evitar el parto. Lo que sucedió después fue que un día, teniendo Zeus fuertes dolores de cabeza, pidió a Hefesto que le abriese la cabeza de un hachazo... y hale, hop: de allí nació Atenea, completamente armada y dispuesta a hacerse cargo de las atribuciones que habían sido de su madre: Prudencia y Sabiduría.  


Una característica de las conquistas sexuales de Zeus es que con frecuencia se metamorfosea en lo más insospechado para conseguir sus objetivos: en toro, para yacer con Europa; en cisne para hacerlo con Leda, en lluvia de oro para poseer a Dánae, en nube para conseguir a Io... Pero la metamorfosis más "inquietante" fue la que realizó para acostarse con la que sería (fruto de esta unión), madre de Heracles, Alcmena: adquirió la apariencia del marido de ella: Anfitrión. 

Ecos de este mito encontramos en la saga artúrica, donde vemos que Merlín concede a Uther Pendragón la apariencia del Conde de Cornualles, esposo de Igraine, para que Uther pueda yacer con ella. Producto de esa noche: el Rey Arturo. Pero no dejemos que el frikismo nos aparte de Zeus.

Era adorado especialmente en Dodona, bosque de Epiro (Grecia del norte) donde los sacerdotes interpretaban la voluntad del dios a través del susurro del viento entre las ramas del "roble sagrado", que le estaba consagrado. También se le dedicaba un culto especial en Olimpia (los Juegos Olímpicos se celebraban en su honor) y en la isla de Creta, lugar de su nacimiento. Su animal, el águila. Su principal atributo: el rayo. 


Apolo (Febo)
Hijo de Zeus y Leto. Dios de la Luz, de la Medicina, de la Música, de la Poesía, de la Adivinación, de los arqueros... La divinidad más invocada (después de Zeus) por los griegos y de las que más apariciones tienen en la Literatura. Por ejemplo, "La Ilíada" comienza con la descripción de una plaga en el campamento de los aqueos. Tal plaga  fue  provocada por las flechas de Apolo en respuesta a las plegarias de uno de sus sacerdotes cuya hija (Criseida) había sido raptada por los griegos y convertida en concubina de Agamenón. Por supuesto, la plaga no cesó hasta que Criseida fue devuelta a su padre y Apolo aplacado con apropiados sacrificios. 

Asociada su figura con la antigua deidad Helios, pasó a representar el Sol, al igual que su hermana Ártemis se asimilaba a Selene y personificaba la Luna. Debido a algunas aventuras pastoriles de su primera juventud, fue asociado a la protección de rebaños y pastores. Como dios de las Artes era considerado el guía de las Musas.

Apolo no tiene compañera reconocida, pero son incontables los amores que tuvo tanto con ninfas como con mujeres mortales. Hijos de Apolo son varios héroes que tienen relación con las actividades presididas por él. Entre ellos, Asclepio (Esculapio), dios de la medicina y la salud; Aristeo, protector de las abejas y las colmenas; Orfeo, el famoso músico tracio, o el adivino Mopso, fundador de la ciudad de Colofón, en Asia Menor.


Pero en el caso de Apolo, son más famosos sus amoríos fallidos que los exitosos: Dafne, Castalia, Marpesa, Casandra... en esta última me voy a detener porque su historia es muy curiosa, aparte de haber dado nombre al conocido "síndrome de Casandra".

Casandra era una hermosa princesa de Troya (hija del rey Príamo) de la que se prendó Apolo. Siendo ella reacia a unirse al dios, éste le ofreció el don de la adivinación si aceptaba su propuesta, y ella accedió. Pero poco después, y antes de consumar su entrega, se arrepintió de la anterior decisión y volvió a la negativa. Apolo, encolerizado, y al no poder desdecirse quitándole el don que le había otorgado, añadió a éste una maldición: nadie creería lo que Casandra vaticinase.     

Así, poco después la veremos advirtiendo a sus paisanos troyanos: "Cuidadín, cuidadín, que ese caballo está lleno de guerreros griegos...!" Y sus paisanos la contestaban algo así como "Anda ya... T'as tú loca. Va a haber guerreros griegos ahí...". Y pasó lo que pasó.  :)  

Se adoraba a Apolo particularmente en la isla de Delos donde (al igual que su hermana Ártemis) había nacido. Y sobre todo en Delfos, cuyo oráculo fue el más reverenciado y visitado de la Antigüedad, llegando su fama hasta época romana. El laurel le estaba consagrado, siendo la corona de laurel el premio otorgado a poetas, músicos y deportistas, y más tarde a guerreros destacados. Sus animales: el cisne y ocasionalmente el delfín; sus atributos: la lira y el arco.


Poseidón (Neptuno)
Hermano de Zeus, hijo por tanto de Cronos y Rea. Señor de los Mares y de los Abismos Marinos. Vive con su esposa, la nereida Anfítrite, en un palacio de oro en el fondo del mar, desde donde reina sobre los animales acuáticos, así como sobre las divinidades marinas. Con un golpe de su tridente puede provocar tanto terremotos y maremotos (uno de sus epítetos es "el que sacude la tierra"), como terribles tormentas. Para pedir su protección, los navegantes le ofrecían sacrificios antes de iniciar sus travesías. Aunque dios eminentemente marino, también tuvo poder sobre ríos, lagos y fuentes. 

Entre sus numerosos hijos (habidos con múltiples y variadas féminas), muchos fueron gigantes, como Anteo, Orión y los hermanos Oto y Efialtes; otros, monstruos como el cíclope Polifemo o el espanto marino Caribdis; también animales como el caballo Arión o el Carnero del Vellocino de Oro. Afortunadamente, entre su descendencia hubo también muchachotes "normales", entre los que destacan los argonautas Eufemo y Anceo; y sobre todo el héroe por antonomasia de Atenas: Teseo, el vencedor del Minotauro.


Como castigo por haberse rebelado contra Zeus fue condenado (en unión de Apolo) a construir las murallas de Troya; pero cuando terminaron su trabajo, Laomedonte, a la sazón rey de la ciudad, se negó a pagarles el salario convenido. Por esa razón, Poseidón hizo surgir del mar un monstruo que devastó la región. Desde entonces, odió a los troyanos, y durante la Guerra de Troya apoyó constantemente a los griegos.

Lo que no impidió que tras la Guerra, persiguiese con saña al héroe griego Ulises en su regreso a Ítaca, haciéndole naufragar varias veces. El motivo de tal persecución fue que su hijo, el cíclope Polifemo, había sido cegado por el héroe.

Uno de los mitos en que Poseidón es figura esencial, fue la disputa con Atenea para dar nombre a la que sería ciudad de Atenas. Aunque ganó Atenea (como es obvio), Poseidón tuvo siempre un culto importante en la región del Ática. Las ruinas del templo que se le dedicó en el cabo Sounion todavía impresionan. 

Los Juegos Istmicos, que se celebraban en el Istmo de Corinto (de ahí su nombre) le estaban dedicados. Su atributo, el tridente. Sus animales, el toro, el caballo y el delfín. Suele ser representado en las artes plásticas rodeado de peces, nereidas y tritones.


Hermes (Mercurio)
Hermes es hijo de la ninfa Maya y de Zeus. Protector de los viajeros, los comerciantes, los pastores, los oradores y... los ladrones. Es el mensajero de los dioses y el conductor de las almas de los muertos. Fue el inventor de la lira y la siringa, que cedió a su medio hermano Apolo a cambio del caduceo, una vara que tenía la virtud de reconciliar a los enemigos. Para probar su efectividad, Hermes la interpuso entre dos serpientes que luchaban encarnizadamente y al momento se enroscaron alrededor de la vara y allí quedaron para siempre formando el principal atributo de Hermes.

En origen, "la vara" en cuestión (sin serpientes) era el distintivo que portaban los heraldos de reyes y jefes militares para ser reconocidos y respetados en el transcurso de su misión. Hoy, el "caduceo" es universalmente reconocido como símbolo del Comercio.


La mayoría de mitos en que interviene Hermes, tienen relación con sus facultades de "mensajero" o "guía de viajeros". Así, le vemos guiando a Heracles por los vericuetos infernales para llegar hasta Cerbero; conduciendo a Príamo ante Aquiles para reclamar el cadáver de su hijo Héctor; acompañando a Hera, Atenea y Afrodita hasta el bosque donde habita Paris para que éste decida cuál es la más hermosa (Juicio de Paris); fue el encargado de llevar a Calipso la orden de Zeus para que dejase partir a Ulises; comunicó a Prometeo el ultimátum de Zeus...

Entre sus hijos más conocidos encontramos al semidiós Pan, protector de rebaños y pastores; a los argonautas Etálides, Equión y Éurito o al bisexual Hermafrodito, habido este último de una aventura con Afrodita.

El culto a Hermes tuvo una forma más rústica y privada que ciudadana y pública. Se le veneró especialmente en la Arcadia, región de marcado carácter pastoril, generalmente en unión del culto a las ninfas. Sus atributos: el mencionado caduceo y las sandalias aladas; en ocasiones también el casco alado. Sus animales: el gallo y la tortuga. El primero en representación de la vigilancia necesaria para cumplir sus misiones; la segunda como recordatorio del invento de la lira, cuya primitiva caja de resonancia fue el caparazón de este animal.


Ares (Marte)
Ares es el único hijo varón nacido de la unión de Zeus con Hera, siendo sus hermanas, Hebe e Ilitia (ilitia). Dios de la Guerra, parece que su culto nació en la belicosa y semisalvaje Tracia, de donde se extendió a Grecia. Brutal y sanguinario, Ares nunca fue un dios especialmente estimado por los griegos, pueblo esencialmente amante de la prudencia y la sabiduría. Ya en "La Ilíada", sus apariciones le conducen (de la mano de Homero) a la derrota cuando no al ridículo.

En el canto V, Ares (que apoya a los troyanos) es herido por el griego Diomedes y obligado a abandonar el campo de batalla. Y digo yo que... ¡menudo dios de la guerra! XD En ese momento, los griegos deberían haberle cesado en el cargo y poner en su lugar al propio Diomedes... ¿o no? Pero es que en el canto XXI es la diosa Atenea quien le derriba de una pedrada burlándose de él a continuación. Y por si esto fuera poca humillación (nos cuenta también Homero), los gigantes Oto y Efialtes le tomaron preso y le tuvieron trece meses encerrado en una vasija de bronce. Afortunadamente (para él) después de ese período su medio hermano Hermes consiguió liberarle.


Donde sí tuvo Ares gran aceptación y éxito, fue en Roma, donde bajo el nombre de Marte tuvo numerosos templos dedicados y un culto importante ya desde los días de la monarquía. Culto que se acrecentó en la época republicana y volvió a acrecentarse bajo el Imperio. No podía ser de otra manera si consideramos (aparte del carácter guerrero, mucho más marcado entre los romanos que entre los griegos), que los propios fundadores de Roma (Rómulo y Remo) eran considerados hijos de Marte. Pero volvamos a Grecia...

De sus amores con Afrodita (esposa de Hefesto), nacieron Eros, Anteros, Harmonía, Fobos y Deimos. Estos últimos, cuyos nombres significan "pánico" y "temor" acompañaban siempre a su padre a la batalla. Con la humana Altea, fue padre del héroe Meleagro y con la ninfa Harmonía (no confundir con la propia hija del dios) engendró a las famosas Amazonas, el pueblo de las mujeres guerreras. 

Volvamos a Roma para comentar que allí, la compañera de Marte fue Belona, diosa de la guerra, de cuyo nombre deriva nuestra voz "bélico". Y también a la mitología romana debemos el nombre del mes de Marzo, con el que abrían el año los romanos y que estaba dedicado a Marte (en latín "Mars").

El principal atributo de Ares-Marte fue la lanza. Sus animales: el buitre y el perro. En Roma, también el jabalí y el lobo.


Hefesto (Vulcano)
Aunque un mito primitivo hacía a Hefesto hijo de Zeus y Hera, adquirió más popularidad en la Antigüedad la idea de que Hera lo había concebido sin concurso de varón. Se decía que cuando su madre le vio, horrorizada por su fealdad (se le suponía cojo de una pierna y deforme) le arrojó al mar desde el Olimpo. Un día entero estuvo cayendo hasta ir a parar a las aguas que rodean la isla de Lemnos, donde fue recogido y criado por las oceánides Eurínome y Tetis. Allí organizó su primera fragua. 

Cuando fue admitido en el Olimpo, Zeus le nombró dios del fuego y de la metalurgia. La faceta del fuego asumida por Hefesto es "el fuego industrial" o profano, por oposición al "fuego doméstico" o sagrado, atribución de su tía Hestia. En consecuencia, fue considerado protector de los herreros, de los ceramistas y de todos los artesanos que necesitaban del fuego para concluir sus obras.

En compañía de los cíclopes, que le servían de ayudantes, fue el artífice de muchas  armas y joyas que dioses y héroes le solicitaban. Veamos algunas de sus obras:  el rayo de Zeus, el tridente de Poseidón, el carro de Apolo, las cadenas que  apresaron a Prometeo, la armadura de Aquiles, el cetro de Agamenón, el collar de Harmonía, la corona de oro de Ariadna, el escudo de Heracles... incluso se le considera creador de la primera mujer: Pandora, que modeló con barro.


Zeus otorgó a Hefesto la mano de Afrodita; pero siendo ella la personificación de la Belleza, no le faltaron nunca amantes; situación que Hefesto procuraba sobrellevar con resignación de marido consentidor (o "cornudo alegre", que se dice). Pero un día, alertado por Apolo de que su mujer iba a "entrevistarse" con Ares, preparó una red invisible sobre el lecho conyugal, y cuando los amantes estaban en mitad de su  desenfreno, la red cayó sobre ellos dejándolos inmovilizados. Después, Hefesto llamó a todos los dioses para que fuesen testigos de la infidelidad de su esposa y para vergüenza de los adúlteros. No le sirvió de mucho, por supuesto...  :)

Pero tampoco Hefesto fue un dechado de fidelidad, con la humana Cabiro tuvo a los hermanos Cabiros y a las ninfas Cabírides; con la también humana Leucipe, a Egipto, héroe epónimo de tal país. De madres sin identificar tuvo al gigante Caco y al argonauta Palemón. Intentó violar a la diosa Atenea, pero zafándose ella del lúbrico ataque, el semen cayó en tierra, de donde nació Erictonio, considerado uno de los primeros reyes de Atenas.  

Hefesto prefirió siempre vivir en sus talleres que habitar en el Olimpo, donde los demás dioses se reían de él por su deformidad. Sus principales fraguas estaban en la isla volcánica de  Lemnos; en una cueva al pie del Monte Etna (volcán de Sicilia) y en Lípari, principal isla del archipiélago volcánico de las Islas Eolias. En general se le asocia a los volcanes y por él (por su nombre romano: Vulcano) se denomina hoy "vulcanología" la ciencia que estudia los volcanes. Se le rendía culto especial en la región del Ática (por su relación con Erictonio) y en lugares donde la actividad volcánica era frecuente. Sus símbolos, el yunque, el martillo, las tenazas y el hacha.


Bien; pues con este post termino la publicación de las figuras de "Los Doce Dioses Olímpicos". Como dije en la entrada dedicada a las diosas, hay discusión en el tema de "cuáles" deben ser estos doce. Hay quienes apartan a la diosa Hestia para introducir en su lugar a Dioniso (Baco). En mi interpretación me he basado en la opinión más extendida en los tiempos de la Grecia Clásica, refrendada más tarde por los romanos con la asimilación de sus "Doce dioses consentes" a los olímpicos helenos. Tal opinión se puede apoyar (entre otras muchas maneras) con la contemplación del bajorrelieve que podemos ver justo aquí arriba, y que representa precisamente a "Los Doce Olímpicos". El original (de procedencia ateniense) figura hoy en la colección del Walter Arts Museum, en Baltimore (Maryland, Usa).

En cualquier caso, como la publicación de las figuras fue lanzada por "Foundry Miniatures" en tres grupos de cinco, se da la circunstancia de que habiendo apartado estos doce olímpicos, se han quedado fuera tres dioses: Dioniso, Eros y Hades (o Baco, Cupido y Plutón). Con ellos realizaré otro post en algún momento, seguro. 

Los seis varones olímpicos juntitos.

En cuanto a los textos que acompañan a las figuras, decir como siempre, que no pretenden ser exhaustivos, sino orientar mínimamente a quienes puedan estar interesados en el tema sin tener conocimientos previos. Ciertamente, hay cientos (o miles) de textos similares en la Red; pero en mi opinión, algunos son en exceso académicos y farragosos, otros en exceso escuetos o confusos y otros en exceso mal informados. Creo que mi interpretación, básicamente seria, pero no exenta de puntitos de informalidad, que no puedo (ni quiero) reprimir, puede ofrecer una lectura clara y amena (aunque necesariamente incompleta) sobre los hechos de los antiguos dioses.

No puedo acabar sin comentar que la Mitología Grecorromana tiene multitud de variantes sobre sus temas. Ya los antiguos no consiguieron ponerse de acuerdo en  la forma de los Mitos (especialmente en las genealogías), por lo que si alguien cree encontrar algún error en mi exposición, seguramente se deba simplemente a que la variación conocida por "ese alguien" no es la misma que la conocida por mí. A lo que añado que cuando he tenido noticia de varias versiones sobre el mismo hecho, he elegido en cada momento la que me ha parecido más sugerente.

Y dicho todo lo anterior, no me queda más que despedirme a la antigua usanza: ¡Que los dioses os sean propicios! (y nunca mejor dicho).  ;)



---oOo---



Las figuras, de "Foundry Miniatures", 28mm.



(Igual que en el caso de "las diosas", agradecimientos a
Rafa por su ayuda para conseguir las figuras).